Humo de cigarrillo

Y [...]

Y llegué al punto en que mi corazón no respondía a tus estímulos. 

Mis ojos no se dilataban al ver tu rostro. 

Mi cuerpo no deseaba acercarse más.

"Sólo espero que encuentres alguien que te ame de verdad".

Aquellas palabras poco a poco formaron un axioma impecable en mi mente. 

Y sin pensarlo.

Y sin quererlo. 

Y sin esperarlo. 

Decidí tomar otro rumbo. 

Uno que no me lleva a tu recuerdo.

Muchos menos a ti. 

Estoy un momento crucial. 

En el que escribo los últimos versos. 

Las últimas palabras que sin más. 

Aparecieron en tu partida. 


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: